Como sabemos, el ejercicio por sí mismo no va a ser la herramienta definitiva para la pérdida de grasa: también necesitas comer bien para marcar. Pero desde luego, puedes quemar calorías haciendo alguna actividad que te guste, y el ciclismo es una bastante apropiada. Así que agarra los accesorios para ciclismo que necesites, y ¡a dar pedales!

ciclismo

1. Pedalea siempre

Y de dar pedales se trata. Pedalear a solo unos 21 kilómetros por hora puede quemar unas 500 calorías, siempre y cuando estés pedaleando (si paras y te dejas llevar, no quemarás calorías). Si quieres quemar tanto cuanto sea posible, haz que los pedales giren tanto como puedas, incluso en los descensos ligeros o con viento de cola, o al girar.

2. Dale al terreno no pavimentado

Haz al menos parte del recorrido por sitios con grava, carriles o arenosos. Montar en superficies no pavimentadas requiere más energía (y por tanto quema más calorías), ya que hay más resistencia al rodamiento. Si el ciclismo es completamente de montaña, quemará más de 600 calorías a la hora.

3. Ponte música

La música es algo verdaderamente poderoso. Puede hacer que pedalees más fuerte y quemes más calorías sin sentir que estás haciendo más trabajo. Los científicos dicen que existe una “respuesta rítmica” que es una tendencia innata a sincronizar nuestros movimientos con la música. En un estudio publicado en el “Journal of Sport Behavior” los investigadores pusieron a los ciclistas a realizar series de pruebas cronometradas durante 3 semanas. El objetivo era pedalear conforme a una escala de esfuerzo percibido (13 en una escala de 20 para ser exactos), durante 12 minutos. La conclusión fue que cuando los ciclistas escuchaban música con ritmo rápido, recorrían en promedio una distancia de 7,08 km, mientras que sin música fue de 6.27 km.

4. Ve a sitios

Comienza a ir a sitios en bici, en lugar de hacerlo en otro medio de transporte. Por ejemplo, haz 7 km adicionales de vez en cuando yendo a una tienda, a casa de un amigo, o incluso al trabajo si vives cerca. Estarás quemando más de 200 calorías adicionales mientras tomas aire fresco y evitas problemas de aparcamiento.

5. Sube más pendientes

Este es bastante obvio, pero merece la pena mencionarlo: Subir pendientes quema más calorías que ir en llano. Si estás buscando un entrenamiento duro en poco tiempo, prueba a hacer cuestas pedaleando la mitad de ellas de pie y la mitad sentado.

6. Estimula algo el músculo

La bicicleta, aunque no llega a ser un sustituto para unas buenas series de sentadillas, puede utilizarse para construir músculo. El músculo luego permite pedalear más rápido y mas fuerte, y quemar más calorías. Puedes probar los siguientes intervalos:

En terreno plano, cambia a la marcha más larga y alcanza una velocidad de unos 24 km /hora. Permanece sentado y comienza a empujar tan fuerte como puedas los pedales durante 15-30 segundos. Descansa 5 minutos y repite un total de 3 veces.

Traducido del artículo en “7 Surefire Ways to Burn More Calories on Your Bike” http://www.bicycling.com/