John Brookfield, el autor del libro “Mastery of Hand Strength” nos dice acerca de este ejercicio:

“Es tan intenso que literalmente hará que tus antebrazos y dedos ardan por el riego sanguíneo. No sólo sirve para ganar fuerza en toda la zona del brazo inferior, sino que también desarrollará masa en los antebrazos. Es uno de mis favoritos porque desafía y desarrolla también tu destreza”.

¿Cómo se hace?

Toma una toalla pequeña (toalla de manos) y mjala en agua. Agarra la toalla mojada por una de sus esquinas con la punta de los dedos y el pulgar.

Desde ahí comienza a enrollar y manipular la toalla con una mano, hasta que forme una bola en tu mano. Cada vez que la enrolles un poco, aprieta con fuerza, intentando sacarle el agua. El objetivo es enrollar la toalla entera en una bola habiendo exprimido todo el agua.

tower-hand-rolling-grip-strength

Para reducir la dificultad, puedes hacerlo primero sin el agua, apretando fuerte cada vez que recojas un poco la toalla.

Lo bueno del ejercicio es que trabaja la mano en todos los ángulos. Muy cerrada al principio, y bastante abierta al final. Vuelve a mojar la toalla una vez que termines, y cambia de mano.

Enrollamiento con toalla grande

Este ejercicio es similar, y se hace con una toalla grande enrollando con ambas manos a la vez. He experimientado con ambos, y esta versión es algo más sencilla, ya que el uso de las dos manos da estabilidad. Igual que antes puedes hacerlo sin mojar la toalla (de hecho recomiendo empezar por ahí) para que sea más fácil.

tower-rolling-grip-strength

Enrolla la toalla con ambas manos a la vez, haciendo el mismo movimiento, es decir, no gires primero una mano y luego la otra alternativamente. Gira ambas manos hacia delante al mismo tiempo para ir enrollando la toala. Una vez llegado arriba, desenrolla la toalla de forma controlada y vuelve a enrollarla, pero esta vez girando las manos en la otra dirección (girando hacia arriba).

¿Cuánto cómo y cuando?

Repite uno de estos ejercicios (o alterna entre los dos) hasta que ya no puedas hacerlos correctamente. Descansa 3-4 minutos y vuelve a la carga. Con un par de tandas de trabajo hasta no poder más, debería ser suficiente para notar resultados, pero añade una o dos más si lo consideras necesario y ya llevas unas cuantas semanas trabajando.

Puedes entrenar tres días a la semana, cuadrando tras tus entrenamientos de musculación. Sin embargo, Patrick Barret, en su libro “Hand & Forearm Exercises” afirma que los antebrazos y manos se recuperan muy rápido del entrenamiento, por lo que puede ser conveniente entrenar 3 o 4 seguidos, para luego descansar otros 3 o 4 días. Como es un ejercicio realizable en casa, puedes también hacer un par de tandas por la mañana y otro par por la tarde.

Que lo disfrutéis.

Traducido por Manuel Bento Falcón “Maokoto”, tomando como base el artículo “Hand Towel Roll” de John Brookfield y el libro “Hand & Forearm Exercises” por Patrick Barrett.