En 1926 el strongman y entusiasta de la cultura física Earle Liederman, escribió un libro llamado ‘Resistencia’ (Endurance). En él Liederman argumenta que todo hombre debería tener la suficiente forma física para poder salvar su vida si se diese una emergencia. Liederman estableció 5 pruebas para saber si un hombre podía cumplir con dicha tarea.

Estas pruebas se centran en tener la suficiente fuerza y resistencia para correr, nadar, o tirar de tu mismo hacia un sitio seguro. Si estás buscando un reto u objetivo que cumplir en cuanto a forma física, estas 5 pruebas de Liederman son un buen lugar para empezar.

Citando a Liederman textualmente:

“Todo hombre debería ser capaz de salvar su propia vida. Debería ser capaz de nadar lo suficientemente lejos, correr lo bastante rápido y lejos para salvar su vida en caso de emergencia y necesidad. También debería ser capaz de tirar de hacer dominadas un número razonable de veces, y fondos un número de veces, y ser capaz de saltar a una altura y distancia razonables.”

Las 5 pruebas

1) Ser capaz de nadar media milla o más. Esto equivale a unos 800 metros.

2) Correr a velocidad máxima 200 yardas o más. Equivale a unos 182 metros.

3) Ser capaz de saltar obstáculos más altos que su cintura.

4) Tirar de su cuerpo hacia arriba con la fuerza de sus brazos, hasta que su barbilla toque sus manos al menos 15 o 20 veces. Equivale a dominadas superando la barra con la barbilla.

5) Hacer fondos en paralelas (o entre sillas) al menos 25 veces o más.

Citando de nuevo a Liederman:

“Si puede realizar todas estas cosas no necesita temer por la seguridad de su vida si se ve en una emergencia de la que el sólo tenga que salvarse”.

¿Y las mujeres qué?

Según diversos estudios, la fuerza de una mujer es en promedio un 30% inferior a la de un hombre. En relación a las distintas partes del cuerpo , la parte superior del cuerpo es considerablemente más débil (55,8% de la fuerza de un hombre) mientras que en la parte inferior la diferencia de fuerza es más pequeña (hasta 78% de la fuerza del hombre). Donde más se reduce la diferencia es en los cuadriceps (81% de la fuerza del hombre).

Dicho esto, y sin pretender hacer una correlación científicamente exacta (las pruebas implican resistencia y las diferencias entre hombres y mujeres se dan en fuerza, que es distinto), las 5 pruebas traducidas para mujeres podrían quedar así:

1) Ser capaz de nadar 560 metros o más.

2) Correr a velocidad máxima 140 metros o más.

3) Ser capaz de saltar obstáculos un palmo por debajo de su cintura.

4) Ser capaz de realizar 8 dominadas

5) Ser capaz de hacer 13 fondos en paralelas (o entre sillas)

Ponte a ello

¿A qué esperas? estos retos no son para nada algo inalcanzable. Si aún alguno de ellos te es irrealizable aún , anímate a cumplirlo. Probablemente tu vida nunca dependa de ello, pero tu cuerpo te agradecerá el ser capaz de realizar todas estas pruebas.

Basado en el artículo “5 Fitness Benchmarks a Man Must Master” (The art of manliness blog)

Información sobre la fuerza de mujeres en relación a hombres extraída de: “La fuerza física de la mujer” (Copacabana runners)