CONSULTAS A MAOKOTO (CLICK AQUI)

¿Fuerza contra técnica?

Por Glenn Pendlay

Aunque en el deporte de la halterofilia este “debate” es ridículo y ha sido resuelto más bien desde el principio, todavía persiste en varios foros de mensajes por internet. Siempre que existe una falta de experiencia y sentido común, sale a relucir. Este es solo otro ejemplo para tratar de acabar con la bestia, y sin duda fallará. Sin embargo, continuemos.

Imaginemos que el nivel de fuerza de un cierto levantador y su técnica pueden ilustrarse ambas por un cierto número de piedras. Supongamos que alguien puede tener entre 0 y 100 “piedras de fuerza”. Cero indica una incapacidad para hacer la sentadilla con el propio peso corporal, sin añadir barra ni peso. 100 indica una completa capacidad de la fuerza que puedas tener según tu potencial genético. Las piedras de técnica operan de la misma forma, y es la persona CON EL MAYOR NÚMERO DE PIEDRAS la que puede LEVANTAR MÁS PESO.

Ahora, para hacerlo más realista, añadamos un par de condiciones más. Primero que todo, asumamos que, conforme acumulas piedras (ya sean de piedras de fuerza o de técnica), cada piedra de esa variedad en particular se hace más y más difícil de recoger y sostener. Así que es bastante fácil recoger las primeras 20 piedras de técnica, e incluso más fácil retenerlas. Esto podría representar ir desde no ser capaz de hacer sentadillas con tu propio peso corporal hasta ser capaz de hacerlo con 70 kg. Es muy fácil lograr eso, y muy fácil mantenerlo, sea cual sea el nivel de actividad o entrenamiento.

Pero con cada piedra que acumulas, recoger otra se hace más difícil, y es más difícil también retenerlas. Tanto, que recoger las últimas 10 es más difícil que tomar las primeras 90. Después de todo, pasar de una sentadilla de 225 kg a una de 272 kg es más difícil y requiere más tiempo que llegar a los 225 kg en primer lugar. Al menos lo es para la mayoría.

En segundo lugar, supongamos que después de que la fuerza o la técnica se adelantan la una a la otra en cierta cantidad, las siguientes ganancias son inútiles o no cuentan. Después de todo (hablando de una cargada), puedes tener el mejor tirón inicial del mundo, y una transición debajo de la barra que es poesía en movimiento. Pero si no eres lo suficientemente fuerte como para soportar el peso, no sirve de nada. De manera similar, si estás tirando de la barra de manera que la fuerza del bíceps se convierte en el factor limitante, ¿te va a ayudar el mejorar la fuerza en la sentadilla? ¿Van a ser tus bíceps lo suficientemente fuertes como para romper un record del mundo? No. Existe una razón por la que Zydrunas Savickas no es medalla de oro en halterofilia.

chica-jerk

Piensa en esas condiciones y en lo que significan. Si te falta imaginación, permite que te ayude:

1) Para levantar los mayores pesos, se requiere un alto nivel de fuerza Y un alto nivel de técnica.

2) Una falta relativa de cualquiera de ellas, hace que enfocarse en la otra cualidad sea ineficiente y que nos limitemos a nosotros mismos.

3) Lograr un equilibrio de ambas cualidades es siempre la forma más fácil y rápida de alcanzar un cierto nivel de rendimiento.

4) Todos deberíamos intentar aumentar ambas cualidades, centrándonos más en la que más nos falte.

5) No existe argumento razonable para justificar que cualquiera de las dos cualidades sea prioritaria hasta el punto de dejar que la otra quede retrasada.

Así que ahí lo tenéis. Simple y lógico. Pero no supondrá diferencia alguna para los que están enzarzados en este tonto debate.

Traducido del original por Glenn Pendlay en: https://glennpendlay.wordpress.com/2012/11/19/strength-vs-technique/

Deja un comentario